Currículums literarios con "Do you buzz"



El pasado mes de diciembre acabé un CEFIRE o curso destinado a profesores denominado "La creatividad en una escuela plurilingüe", tutorizado por M. Carmen Romero Riera, compañera de la especialidad de Inglés en el IES Callosa d'en Sarrià.
Entre los objetivos de este curso, tenían preferencia difundir propuestas de actividades creativas y motivadoras; intercambiar ideas, materiales o recursos entre los participantes; y diseñar tareas innovadoras, inspiradas en las que ya se habían estudiado. La gran mayoría tenían un mayor aprovechamiento para las clases de idiomas, aunque también había un porcentaje significativo que se podían utilizar en las de lenguas maternas, con el concurso de las TIC.
Una de las más interesantes rescataba una herramienta digital para diseñar y difundir currículums vitae en la red, conocida por Do you buzz.  Permitía, entre otras posibilidades, establecer un objetivo claro para la escritura de textos digitales breves y discontinuos, en combinación con otros códigos audiovisuales. Después de trastear un poco con ella, recordé un proyecto que se difundió en los inicios de la popularización de Facebook y que trabajaba la vida y obra de los autores más representativos de los Siglos de Oro como si abrieran un perfil en esta famosa red social. Esto me llevó a diseñar la actividad final para este curso como si los autores de ese periodo y de la Edad Media quisieran elaborar sus propios currículums con los datos, méritos y hasta fragmentos de sus obras más granados con el fin de convencer al resto de los alumnos de una clase de 3º de ESO que merecen ser estudiados. Junto con la descripción del producto final, las fases que se deberían seguir y los materiales que serían necesarios, añadí una rúbrica que facilitase no tanto la calificación como la valoración objetiva de la misma para mejorarla o adaptarla a la situación específica de cursos sucesivos.

Mi biblioteca personal con LibraryThing

Desde pequeño, siempre he estado rodeado de libros. Han sido mi juguete, mi entretenimiento, mi compañía en horas de soledad, mi vocación, mi presente y mi futuro. Siento que una parte de mí vive en esas páginas, habita tras las tapas, fluye en su tinta y nace en el hueco de cada letra impresa.
Quien sepa esto entenderá que mi biblioteca no solo es un proyecto antiguo que armar, mantener y alimentar con nuevas incorporaciones, sino que es de naturaleza vital, que cambia, evoluciona conmigo, puesto que recoge mi formación (académica o no), mis gustos y preferencias a lo largo de toda mi vida, tal y como se leerían en los anillos concéntricos del tronco de un árbol.
El hallazgo casual de la aplicación para móvil de LibraryThing me ha animado a cumplir el viejo anhelo de catalogar los ejemplares que la conforman, gracias a la identificación por el código de barras que se puede realizar mediante la cámara del teléfono. En los casos que no lo tenía, la búsqueda por ISBN, título, autor o editorial en numerosas bases de datos, habituales en bibliotecas, o en librerías comerciales ha sido esencial. Otro de los beneficios de esta herramienta que he apreciado es la opción de editar la información de cada volumen, incluida la portada, cuya subida como fotografía se puede realizar desde la misma aplicación.
El segundo paso de esta catalogación ha sido la creación de una página dedicada en este blog, en donde he insertado mediante el código HTML que proporciona iframe las secciones de LibraryThing en las que clasifico los libros de mi biblioteca. De esta manera, no muestro una imagen fija, sino un portal abierto para consultar las novedades que incorporo o que retiro.
En cuanto a las secciones y subsecciones, las he establecido según el criterio de género textual, según fueran literarios o no, seguido del cronológico y del temático. A cada una de ellas les dedicaré una entrada comentada, en este orden de publicación:

1. Biblioteca docente

2. Biblioteca literaria
  2.1. Poesía
  2.2. Teatro
  2.3. Novela y cuento

3. Biblioteca no literaria


Las imágenes que acompañarán cada entrada representan mi biblioteca física, real, pues entiendo que el libro no solo es una obra artística, abstracta, ya que también tiene valor como objeto perceptible por los sentidos. Por otra parte, he retocado estas imágenes con la aplicación móvil Prisma, para darles un matiz artístico, y he creado un collage con Canva, otra app muy recomendable para la elaboración de contenidos visuales.

Termino con el deseo de que esta selección sirva de utilidad a algunos de mis lectores para que comprendan y se sientan identificados en mi amor por los libros, por la letra escrita, o que sirva de inspiración para que otros emprendan su propia biblioteca como proyecto vital, como hermanamiento entre vida y literatura.

Diez manuales para el comentario de textos

En los meses de junio y julio, se realizaron la última Selectividad y la convocatoria de oposiciones al Cuerpo de Educación Secundaria en diversas comunidades autónomas. El nexo que relaciona ambas pruebas es la realización de uno o varios comentarios de texto, como requisito para valorar la competencia de los aspirantes en este campo.
La práctica del comentario de texto no es una tarea sencilla. Para su dominio se requiere, en primer lugar, una competencia lectora excelente, seguido de un modelo sin fisuras, realista, que dé cobijo y juego a los conocimientos gramaticales, literarios y relacionados con cualquier otra disciplina afín. El afianzamiento, en segundo lugar, por la realización incansable de comentarios supone una contribución decisiva, aunque también ejerce el mismo papel su enseñanza en las aulas. El último toque es la intuición y cierta audacia a la hora de comentar, tras un análisis exhaustivo y muy elaborado.
La lista que he confeccionado con la herramienta list.ly recoge los diez manuales para el comentario de texto que me han sido de más utilidad en estos últimos años. Además de la portada y el enlace a Amazon -para quien quiera adquirirlos- he añadido un breve comentario personal en cada uno. El orden en el que se muestran no es representativo. Espero que os sea de utilidad.