A propósito de una celebración: lenguas en peligro de extinción

Desde 2001 el Día Europeo de las Lenguas se celebra cada 26 de septiembre. Europa posee un auténtico tesoro lingüístico: a las 23 lenguas oficiales de la UE se suman los idiomas de más de 60 comunidades territoriales o minoritarias y las lenguas de los ciudadanos originarios de otros países y continentes. Para dar a conocer esta inmensa riqueza, la Unión Europea y el Consejo de Europa decidieron organizar en 2001 el Año Europeo de las Lenguas.

Hoy día hay unas 6500 lenguas en el mundo y la mitad de ellas corren peligro de extinción.

Autor: Chema Madoz

Autor: Chema Madoz

¿Por qué preservar una lengua? Porque toda lengua es la representación de la visión del mundo, valores, filosofía, cultura, estética de quienes la usan o la han usado; es decir, es como su ADN. Si se extingue, todo lo que contiene se pierde sin remedio.
Hay una unión irreemplazable entre una lengua y el Conocimiento Tradicional (C.T.) relacionado con la biodiversidad. Las comunidades indígenas han ido creando a lo largo del tiempo taxonomías que les han permitido clasificar el mundo natural. Ello implica un conocimiento del medio ambiente que está contenido en los nombres indígenas, tradiciones orales y taxonomías, y puede desaparecer (de hecho, desaparece) cuando una comunidad cambia de idioma.
Los nombres indígenas que proceden del folklore y de las tradiciones orales pueden resultar determinantes para el éxito de iniciativas relacionadas con la recuperación de especies o la preservación de cultivos.
Un estudio sobre dichos ancestrales del pueblo Maorí concluía nada menos que éstos contenían información única sobre plantas, suelos, nutrientes y paisajes.
Aliet Nemtushkin, es un poeta que pertenece a la minoría Evenki, de China, expresa así sus miedos a que su lengua se extinga:

Si olvido mi lengua materna
y los cantos que entona mi pueblo,
De qué me sirven mis ojos y oídos,
para qué quiero mi boca (…)
Cómo podré admitir la insensata idea de que mi lengua es pobre y endeble
Cuando las últimas palabras de mi madre fueron musitadas en Evenki.

Proyecto Portafolio Digital

A continuación tenéis la descripción del proyecto Portafolio Digital para 1º de Bachillerato, ya explicado en clase. También podéis acceder a algunos tutoriales para el uso de Google sites, así como a algunos ejemplos de plantilla de portafolios de alumnos. Recordad que habrá una sesión práctica, pero que debéis comenzar a investigar por vuestra cuenta para poder solucionar dudas en esa sesión. También os informo de que hay ya una página en Tuenti para compartir información sobre el Portafolio Digital. Ánimo.

PORTAFOLIO. Ficha Alumnos

Tres Tizas y los nadie

Hubo una vez un hombre llamado Rousseau que escribió un libro que no contenía nada más que ideas. La segunda edición fue encuadernada con la piel de los que se rieron de la primera.” Thomas Corlyle.

Crédito de la imagen

Pasó el verano llegó el otoño, con él Tres Tizas. En esta estación de tránsito, un curso más iniciamos nuestras reflexiones a golpe de post.
Hacemos apología bloguera. Seguimos optando por las bitácoras, a pesar de los cantos de sirenas o el trinar de pájaros azules. Creemos en el blog como instrumento visibilizador y ahí, delante de la pantalla te encuentras tú, visible o invisible en la red, quién sabe. Este curso nos gustaría dirigirnos a las personas invisibles (como ya lo haría el EABE en marzo). Más que nunca es necesario animarte y ayudarte a hacerte visible (creo que con nuestro Te cedo la palabra lo hacemos desde el inicio): a ti que nos lees y aún no te has abierto un blog; a ti que en tu aula realizas actividades o secuencias interesantes; a ti que tu calidad profesional está contrastada, pero que nadie más allá de tu entorno cercano conoce; a ti que este año después de mucho tiempo no te han asigando plaza de internidad; a ti que no has podido hacer oposición (examen)…
Quién se acuerda de Maider Unda, Marina Alabau o Silvia Navarro. Nadie. Las conocimos en verano, pero se nos olvidaron cuando se apagó el pebetero. Ellas son las nadiedeportistas que hoy se habrán levantado a las siete de la mañana para perseguir otro sueño. Si diesen más espacios televisivos a las Unda, Alabau o Navarro y no a las Esteban, Pantoja o Tablada, no las habríamos olvidado cuando empezaron a “estar muertas“.

Los invisibles, los nadie: los hijos de los nadies, los dueños de nada, que escribió Galeano, los que ayer intentaron rodear el congreso pidiendo participar en la toma de decisiones más allá de comicios electorales y contra la acumulación de poderes. Resulta que los gobernantes (y sus voceros) solo vieron a seis mil, prueba irrefutable de que eran invisibles como los del quince de septiembre o la personas que hacen Huelga General hoy en Euskadi y Navarra.

Por el artículo 132 (ver microblog creado por Fernando Trujillo) del anteproyecto de la LOMCE , se dota de más poder al órgano unipersonal de dirección, quitando peso al Consejo Escolar. Menos poder para los nadie.

Un curso duro este ¿A quién no le ha visitado la decepción, pesimismo o impotencia en los últimos meses? A nosotros, los que escribimos Tres Tizas también, quizás nuestro tono bloguero se encuentre tocado. Nuestra inspiración espesa, nos preguntamos si seremos capaces de mantener el ritmo. Dudamos. Pero seguimos, con el corazón.

Jack Daniels (el entrenador, cuyo segundo apellido es Tupper) dijo que una carrera se corre los dos primeros tercios con la cabeza y el último con el corazón, quizás este curso lo transitemos con el corazón (eso significa que por lo menos nos quedan dos cursos y medio más de carrera) pero llegaremos a pesar de las dificultades, seguro que terminaremos la carrera.
Seguimos corriendo, subiendo, caminando, blogueando. Este curso lo hacemos pensando en los que nadie ve. Aquí, en comentarios un poquito más abajo, tienes un pequeño espacio de visibilización.
Te damos la bienvenida un curso más a este ramillete de sueños e “ideas rousseaunianas” que es Tres Tizas.

Gorka Fernández.


Sesquidécada: septiembre 1997

"¿Quién no está solo? Únicamente los bobos, los simples, los que confían en el amor, en la fraternidad, en los sentimientos, perennes o en la mirada vigilante de una Divinidad, creen estar acompañados a todas horas. El resto de los humanos, los analíticos, los observadores, los que no confunden el corazón con la vagina; ni toman por fraternidad lo que es interés; ni llaman sentimientos perennes al egoísmo y a la costumbre de verse a diario; ni ven la mirada vigilante de una Divinidad en los fenómenos de un azar absurdo, ciego e injusto, esos saben de sobra que están solos... Y tienen frío..."

Enrique Jardiel Poncela nos ha regalado diálogos magistrales en sus obras de teatro, pero quizá no sean tan conocidas sus dotes como narrador. En las postrimerías del verano de 1997 leí dos de sus novelas más conocidas: Espérame en Siberia, vida mía y Pero... ¿hubo alguna vez once mil vírgenes? El fragmento que encabeza esta sesquidécada pertenece a esta última. Estas narraciones de Jardiel Poncela condensan muchos de los rasgos definitorios del estilo de su autor: humor, absurdo, modernidad, enredo, melancolía... En realidad, creo que siguen algunos de los postulados de la prosa vanguardista y del 27, truncados eso sí por el tono gris de la posguerra. Aunque es posible que el lector actual no encuentre ya graciosas aquellas situaciones, convendría desempolvarlas para comprender el contexto literario de una época compleja, con bastantes puntos de encuentro con la que parece que nos acecha.

De esa misma época es el segundo autor que recupero: Álvaro Cunqueiro. En aquella ocasión leí Un hombre que se parecía a Orestes. Coincido plenamente con lo que dice  Lluís Salvador acerca de esta novela:
Cualquiera puede retomar un mito griego y hacer cualquier cosa con él (habitualmente un destrozo); son atrayentes, por su potencia, por lo extremo de sus situaciones. Otra cosa es tomarlo y tratarlo con cariño y benevolencia, mirando a sus personajes como personas y no como estatuas heroicas. Es lo que hace Cunqueiro, con ese estilo culto, ameno, gratificante y único que hizo de su prosa una de las grandezas de la literatura universal.
Mi especialidad no es la novela contemporánea y ni siquiera conozco a fondo la trayectoria de Cunqueiro (o de Jardiel Poncela), pero me da la impresión de que no fueron felices en aquella España gris, pese a haber caído en el lado de los que ganaron. Durante mucho tiempo hemos -yo al menos- idealizado a los autores del exilio, a quienes tuvieron que marcharse para mantener con dignidad sus convicciones ideológicas. Por descarte, quienes publicaban en la España de la posguerra obras de ficción sin compromiso social eran considerados unos aprovechados o unos traidores.
Se avecinan ahora tiempos de compromiso y de dar la cara y ya estamos viendo que no todo es dignidad y echar para adelante. Muchos somos los que nos pensamos las cosas dos veces antes de actuar, antes de encabezar causas nobles de dudoso éxito, aunque ganas de ello no nos falten. Pienso que si, ante una huelga, por ejemplo, muchos se inhiben por el coste económico o por las posibles represalias, si nos viésemos en una guerra por nuestras ideas, ¿cuántos estarían dispuestos a dejar sus familias, sus hogares, sus vidas atrás? Ni yo mismo lo sé. Es muy probable que muchos dejasen -o dejásemos- de luchar, de gritar, de protestar y acabasen -acabásemos- escribiendo relatos o poemas sobre la alta velocidad o sobre los amores de Perseo.

Observaciones:
Las dos novelas mencionadas de Jardiel Poncela se pueden leer en la red.

Hoy toca

Hoy toca escribir algo, que ya son muchos los días de vagancia. Por eso, porque soy hombre decidido y un pelín cuadriculado, me he dicho esta mañana: “en la sobremesa me siento a escribir sobre lo primero que encuentre al encender el ordenador”. Así, con dos narices.

Ni corto ni perezoso, ha llegado el momento, he abierto el correo y el primer mensaje traía adjunto el anteproyecto ese de la LOMCE.

- ¿La LOMqué?

- La LOMCE, chico, la LOMCE, que no estás en lo que hay que estar.

- Vaya, visto lo que corre por ahí creí que por fin ibas a tomar posición sobre el federalismo, el confederalismo, el autonomismo, el centralismo o el surrealismo.

- Pues no, no me manifiesto. Hoy toca LOMCE, porque es lo primero que he visto al encender el ordenador.

El caso es que he abierto el documento y al leer la primera frase se me han quitado las ganas de seguir. Copio:

“La educación es el motor que promueve la competitividad de la economía y el nivel de prosperidad de un país.”

Casi al instante he recordado la viñeta de Manuel Fontdevila aparecida el 30 de marzo de 2011 (eso es tener buena memoria, no me negaréis):

Manuel Fontdevilla (Público, 30-03-2011)

Y es que últimamente me he vuelto bastante susceptible y hasta un poco conspiranoico.

Pero vamos a lo que vamos, al anteproyecto de la enésima reforma educativa. La primera frase, que es lo que he leído, consta de veinte palabras. La duodécima de ellas es -¿cómo no?- el sustantivo ‘economía’. Ocupa un lugar tan central en la oración (tres sustantivos antes y tres después) que desde el punto de vista de la distribución espacial de la frase se convierte en su centro neurálgico, el punto de equilibrio sobre el que descansa el arranque del documento. Y ahí reside el problema, pienso yo.

Es evidente que no me voy a presentar ante el osado lector negando la importancia de la educación en el desarrollo económico del país. Sería una completa estupidez, ya que en la escuela nos dedicamos a formar a las próximas generaciones productivas, esa carne de cañón que deberá pagar nuestras pensiones. Sin embargo, me duele que el legislador no disimule un poco. Estos preámbulos de las leyes educativas siempre han estado repletos de buenos deseos, grandes palabras que nadie leía, altas aspiraciones a las que, al menos, debiera entregárseles el protagonismo del arranque de los textos. Nadie las lee; pero sabemos que están ahí, vigilantes, como un farero que en estos tiempos de GPS siguiera pendiente de la luz para servir de guía cuando todo falle, cuando algún malhadado virus informático acabe con la seguridad virtual de los circuitos electrónicos. La primera frase del anteproyecto no cumple esa función, sino que arroja al futuro legislado contra el muro de la realidad: educación, competitividad, economía… Nos parece decir el documento que sólo interesamos por nuestra capacidad para producir; nos parece decir que lo importante, lo único importante, es la competencia, saber más que otros, llegar el primero o no llegar, triunfar o desaparecer.

Es seguro que no soy más que un pobre profesor trasnochado. Lo sé. Pero decidí dedicarme a la enseñanza porque creía que podía aportar algo al desarrollo de las personas. Siempre he pensado que en los institutos y escuelas no nos limitamos a instruir a los futuros trabajadores, sino a personas que ocuparán nuestros puestos, que convivirán entre ellas, trabajarán, se amarán, tendrán hijos, votarán a sus representantes, contribuirán al progreso de su patria y de la humanidad en todas las dimensiones posibles, no sólo en la económica. Probablemente no habré tenido excesivo éxito en la tarea, pero sigo en la brecha. Yo tengo fe en el poder de la educación, aunque el legislador se empeñe en que sólo importen la competencia, los mercados, el éxito económico. La primera frase, esa que casi nadie lee, no me hace esperar gran cosa. Con ella ya se me ha quebrado el marco de referencia que en toda ley educativa debiera existir. Lo único que pido a los responssables políticos es un poco de disimulo, como el que reclamaba el protagonista de Johnny Guitar: “Aunque sea mentira, dime que me sigues amando”.


¿Qué pasó en el último Congreso de leer.es?

Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la Educación y la Cultura. IV Congreso leer.es
Salamanca, 5-7 septiembre 2012

“Zambullirse en esas aguas persuasivas, a las cuales llamamos literatura, es muy divertido, un refinado placer, característico de la especie humana como todo el arte. Es una manifestación celebrativa de la cultura, en la alegría de explotar la lengua para cuestionar la realidad, descifrar el mundo, saber de sí mismo, trasladarse, expandirse, volar, detener los problemas, rebelarse contra lo que nos oprime, desafiar lo que parece inmutable, proponer alternativas”.

Son palabras de la conferencia de apertura Una vida entre libros que, de la mano de Ana María Machado, condensa los principales ejes temáticos en torno a los cuales giraron las intervenciones del Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la Educación y en la Cultura y el IV Congreso Leer.es, cuya conferencia de clausura corrió a cargo de Víctor García de la Concha.

congresoiv

Aceptar el concepto de alfabetización como aprendizaje de una lengua en todos los contextos de la vida real desde las primeras etapas educativas (Alfabetización inicial), el cual nos permite usar las destrezas de lectura y escritura para producir, entender, interpretar y evaluar críticamente una variedad de textos en diferentes soportes (impreso, digital y audiovisual) fue un tema de interés del Congreso.

Precisamente en relación con ese concepto de alfabetización, se puso de manifiesto la nueva dimensión que están adquiriendo las TIC como herramientas para el aprendizaje de la lectura y la escritura, y la necesidad de investigar los modos de incardinar las nuevas tecnologías en los centros educativos para que trasciendan su mera asociación a actividades de entretenimiento de jóvenes y adultos (La lectura electrónica; La educación en la sociedad del conocimiento; La evaluación de la comprensión lectora y nuevas tecnologías; Las bibliotecas como espacios de acceso a la sociedad del conocimiento; Presentación del CITA).

Así mismo, la importancia de integrar el aprendizaje de la lectura en todas las áreas y formatos (Leer para aprender arte; Lenguaje gráfico; Leer para aprender ciencias; El cine como medio narrativo; Taller Masterclass) y de aplicar en la enseñanza de la lengua y la literatura nuevos enfoques metodológicos basados en los usos y en las habilidades y conocimientos implicados en la formación del lector literario (Didáctica de la lengua y la literatura; Escribir como lectores) se propusieron como otros aspectos relevantes en relación con el concepto de alfabetización.

Por otra parte, el análisis de los procesos de lecto-escritura en el aula, concebida como un espacio caracterizado por la multiculturalidad y el plurilingüismo, constituyó el hilo de discusión de Mesas redondas como la de Choques culturales, Leer y escribir en contextos plurilingües e interculturales, Enseñanza y aprendizaje de la lengua de señas, en las que también se abordaron cuestiones más directamente relacionadas con el valor lingüístico y la función educativa de la lengua de signos.

Se presentaron los cortos del concurso Escuela, escritura, cine, enmarcado en el compromiso con las Metas educativas por parte de los gobiernos iberoamericanos, y basado en la producción de historias como creación colectiva, y se asistió a la inauguración de Palabras cruzadas, una instalación artística participativa inspirada en la palabra y la creatividad.

En resumen, un interesante Congreso que ha permitido un extenso debate de experiencias y que ha abierto la reflexión sobre la nueva dimensión de las lenguas iberoamericanas y de sus respectivas culturas en la sociedad del conocimiento. Todo ello puede ser consultado con detalle en la web del Congreso donde, además, se han enlazado los vídeos de cada una de las Mesas redondas y los textos de las comunicaciones presentadas.

Proyecto lingüístico de Centro

Fuente de la imagen

El Proyecto lingüístico de Centro es un documento necesario que habría que elaborar en cada Centro escolar. Llevaría primero a una reflexión sobre lo que se está haciendo  en las diferentes materias de Lengua que se imparten en el Centro y, de ahí,  se pasaría a avanzar en aquellos aspectos que no se trabajan tanto como es el cambio metodológico en el aula, la necesaria coordinación entre las lenguas, ir hacia un tratamiento integrado de las mismas, … Y como último peldaño, y no por ello menos importante, habría que trabajar la lengua a través de contenidos, es decir, a través de todas las materias que se imparten en el Centro. De esta manera, nuestro alumnado conseguiría ser más competente a nivel lingüístico, sin dejar de trabajar las otras competencias en el aula.

Fuente de la imagen

Para poder elaborar este documento se necesitan muchas ganas de querer hacerlo por parte del Centro, trabajar en pequeñas comisiones, querer avanzar. Además, este documento tiene que ser realista y reflejar lo que en materia lingüística hacemos en el Centro o lo que pretendemos hacer. Es un documento vivo que ir que hay adaptando a otras situaciones y contextos según vayan pasando los cursos escolares.

Para ayudaros a elaborar este proyecto linguïstico, os dejo los siguientes documentos. Miradlos con tranquilidad, y elegid aquellos que se ajusten más a la realidad de vuestro Centro.

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen


Empezamos 1º de Bachillerato

Bienvenidos al blog de 1º de Bachillerato de la asignatura de Lengua Castellana y Literatura.

En breve tendréis a vuestra disposición contenidos de apoyo, refuerzo y ampliación de esta materia.

También se irán publicando aquí algunas novedades que surjan y tareas relacionadas con la asignatura.

A continuación tenéis los criterios de evaluación de la asignatura:

Criterios Primero Bachiller 2012

“1 europeo de cada 5 tiene dificultades para leer”

El Grupo de Expertos de alto nivel sobre Alfabetización de la Comisión Europea de Educación llama la atención sobre la alarmante realidad que han desvelado estudios nacionales e internacionales: un adulto de cada cinco y un quinceañero de cada cinco no tienen aptitudes de lectura necesarias para funcionar plenamente en la sociedad.

Curiosa paradoja: en la Era Digital, donde las exigencias de alfabetización son cada vez más elevadas, millones de europeos de diferentes edades carecen de los niveles de lectura y escritura adecuados. Mientras que lectura y escritura son más importantes que nunca, los niveles de alfabetización no consiguen el mismo ritmo de crecimiento.

¿Es grave? El informe que os animamos a leer, EU HIGH LEVEL GROUP OF EXPERTS ON LITERACY, habla de “Crisis oculta” porque las consecuencias son graves, al menos, en dos niveles. El primero es la autoestima de la persona y su capacidad para desarrollar la reflexión, el espíritu crítico y la empatía. El segundo, la alfabetización está en total relación con el desarrollo económico: pobreza y baja alfabetización se retroalimentan. Si lo prefieres, puedes leer el resumen del informe en español o en inglés.

literacy-final-report

Este grupo de trabajo apuesta por soluciones colaborativas. La sociedad y el gobierno deben unir esfuerzos en activar programas de alfabetización para todas las edades y al margen de calendarios políticos.

Algunas propuestas de marco:
1. Crear asociaciones para el desarrollo de la alfabetización.
2. Los Estados Miembros de la UE han de poner la alfabetización en el centro, no solo de la educación sino de todas las políticas públicas.
3. Las altas esferas políticas deben alcanzar un compromiso a fin de incluir este punto en las agendas de trabajo y que siga visiblemente activo en el tiempo y en toda la sociedad.

La Comisión recomienda tres acciones para todas las edades:
• Crear un entorno más alfabetizado: que la lectura sea una acción accesible. La educación infantil ha de ser de alta calidad y la detección temprana de problemas de alfabetización debe estar garantizada.
• Aumentar el nivel de la enseñanza garantizando que sea una profesión atractiva, ofreciendo a los profesores un alto grado de autonomía y capacitar a estos de forma excelente desde el inicio hasta el final de sus carreras
• Aumentar la capacitación y la inclusión superando la brecha socio económica.

Profundiza en acciones específicas como crear la función de profesor especializado en lectura, que actuaría como recurso para otros profesores en la mejora de la alfabetización o capacitar a los profesores de idiomas y literatura para que hagan un mayor uso de las TIC en clase.

También hace hincapié en validar el aprendizaje no formal e informal, en los logros de los adultos en el aprendizaje experimental y la consolidación del conocimiento implícito.