Quince años sin ti, Gloria

Dibujo de un alumno del colegio Rosa Cossetans

Hoy se cumplen quince años de la muerte de la poeta Gloria Fuertes. Nos acercamos a un tiempo en el que muchos de sus poemas y cuentos son leídos, recitados y utilizados en el aula: la navidad, que con tan buena perspectiva nos retrató. Pero su poesía es mucho más que camellos o reinas magas; en ella podemos encontrar dulzura, amargura por igual, una profundidad que a veces anulamos por la superficialidad de creer que solo fue escritora infantil. Sí lo fue, posiblemente una de las mejores, pero su ironía, sarcasmo y forma de enfrentarse a la realidad de una manera más amplia, no solo infantil, se nos hace necesaria en estos tiempos inciertos.

Quince años ya.

El pasado 27 de octubre realizamos una llamada a homenajearla, varias han sido las actividades llevadas a cabo. También hoy se realizarán como por ejemplo el recital poético ambulante propuesto por nuestro amigo Evaristo Romaguera (ya nos contarás).

Nos gustaría hoy inundar twitter con sus versos utilizando el hashtag #15añossinGloria.

¿Te animas?

Aquí en Tres Tizas queremos que sea Agustina, alumna de Pilar Soro, la que nos traiga a Gloria Fuertes y su “Cómo se dibuja un paisaje”.

Gloria, amiga, se te echa de menos.

Gorka Fernández


Superman helps you

Superman

We all know Superman, the hero of so many people. He is seventy-five years old now, but he is still young and muscular. He always helps people in danger, and so he wants to help you with your English. With this easy activity you can listen and write about our hero and you can do some exercises to be as fit and clever as Superman. Can you fly? Can you break walls? My students can, because they have done these exercises and they are stronger now. Let your imagination fly with Superman! Celebrate his 75th anniversary this year.

Artículo completo - Por Alejandro Valero en Inglés - 27.11.13

Paseando por la Red

Fuente de la imagen

Irudiaren iturria

Joan den azaroaren 20-an,  arratsaldean, Donostia-ko Berritzegunean  Gizarte Zientzietako irakasleei prestakuntza bat ematen egon nintzen.  Marisol aholkulariarekin batera, Saretik paseo bat besterik ez zen izan, baina giro on batean oso eroso sentitu nintzen. Irakasleen jakinmina, galdu gabeko ilusioa,  haien ikasleek ikasten ikasteko eta autonomiarako gaitasunak  eta beste gaitasunak  garatzen lortu ditzaten ikasgelan zeozer aldatzearen nahia ikusi nituen, eta, benetan, oso pozik atera nintzen.

Hona hemen jaso zuten prestakuntza

barra-separadora_naranja

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

El pasado 20 de noviembre, por la tarde, , tuve el gran placer de asistir al Berritzegune de Donostia para dar una formación a los profesores de Ciencias Sociales, Geografía e Historia. Solo fue dar un paseo por la Red con ideas, recursos y propuestas de trabajo para llevar directamente al aula. Mi objetivo no era otro que el de ampliar la mirada profesional de nuestros docentes. En un ambiente relajado, percibí el deseo de aprender, la ilusión que aún no han perdido, el deseo de cambiar para que su alumnado aprenda a aprender y a ser más autónomo, además de las otras competencias básicas del curriculum. La verdad, es que me marché muy contenta.

Aquí podéis ver la presentación


Comunicar es verbo de acción


En los próximos días ponemos fin a un curso que he impartido sobre "Didáctica de las Competencias Comunicativas", dirigido a docentes de diversos niveles (Primaria, Secundaria, Audición y Lenguaje...), en el que hemos abordado distintos aspectos metodológicos que tenían en común los enfoques comunicativos. La primera cuestión que se presenta es esta: ¿los enfoques comunicativos son patrimonio exclusivo del profesorado de lenguas? Evidentemente, no. Los enfoques comunicativos van encaminados al desarrollo de la competencia comunicativa, a través de tareas significativas e integradas en contextos de comunicación lo más reales posibles. Esa competencia comunicativa "es la habilidad basada en un conjunto de conocimientos (dominios, experiencias, destrezas, hábitos, etc.) que hacen posible que los integrantes de un grupo social (hablante/ oyente/escritor/lector) comprendan y produzcan eficazmente mensajes con significado sobre cualquier aspecto del mundo por diferentes medios y códigos, y en diversos contextos de la vida social". Por tanto, cuando hablamos de la competencia comunicativa no estamos hablando de enseñar lengua y literatura (que sería una mínima parte de la subcompetencia lingüística o de la cultural), sino de desarrollar estrategias globales para que la comunicación entre individuos sea correcta, eficaz y satisfactoria. Por tanto, trabajar esta competencia es tarea de todas las áreas y asignaturas, y así se recoge en los currículos, en las indicaciones para integrar las competencias en el aula, en los desarrollos de planes lectores o planes lingüísticos de centro, etc. Conviene recordarlo e insistir en ello cuanto sea preciso: la lectura, la escritura, la expresión oral, el debate, los portafolios, los diarios de aula... todas esas tareas encaminadas a trabajar, supervisar y mejorar la competencia comunicativa son responsabilidad conjunta del equipo docente y ello implica que se deben conocer las metodologías más eficaces para abordarlas. "Comunicar" es un verbo de acción y no hay modo de hacerlo desde enfoques pasivos.

Al hilo de este curso he ido publicando en el blog De textos algunas notas recopilatorias sobre distintos aspectos de los enfoques comunicativos. Estos recursos los he recopilado también en un sitio web: Enfoques comunicativos, para que queden a disposición de quienes los necesiten. También allí agradezco las aportaciones de muchos colegas que han abordado este tema, aunque la lista se haría interminable si tuviese que mencionar a todos los que de una manera u otra me han iluminado el camino.
Dejo para el final algunas reflexiones surgidas a partir de las intervenciones en el curso:

  • ¿Puede un docente del siglo XXI trabajar la competencia comunicativa con sus alumnos si ni siquiera conoce experiencias didácticas de su propio claustro o de colegas cercanos?
  • ¿Se puede trabajar la competencia comunicativa exclusivamente con un libro de texto?
  • ¿Se garantiza la competencia en comunicación cuando más del 80% de tareas están centradas en la escritura?
  • ¿Se puede desarrollar y evaluar la competencia comunicativa cuando más del 80% de tareas se hacen fuera del aula?
  • ¿Qué formación se está ofreciendo a los docentes para que conozcan y desarrollen metodologías comunicativas del siglo XXI?
  • ¿Han aprendido alguna vez los docentes técnicas de comunicación?
  • ¿Puede un docente que permanece al margen de redes sociales y entornos digitales instruir adecuadamente a sus alumnos en la comunicación de hoy día?
  • ¿Es más importante para nuestro futuro tener alumnos bilingües que alumnos alfabetizados en contextos comunicativos digitales?
  • ¿Cómo es posible que unos enfoques comunicativos que llevan tantos años en marcha (aprendizaje por tareas, por proyectos, por problemas...) sigan siendo minoritarios en unas aulas invadidas por actividades mecanicistas y descontextualizadas?
  • ¿A quién echaremos las culpas cuando lo que se aprenda en el aula no sirva para nada en la realidad?

Vanidad digital

0001170597Crédito de la imagen

Es cierto, el final del pasado curso fue un tanto extraño, pero no lo es menos este final del sospechoso 2013. Desde hace algunos meses me siento raro -no, no, seguro que no es el otoño-, siento, no sé, como si el tiempo digital se hubiese detenido -y eso que no dejan de sorprendernos con nuevos juguetitos y nuevas herramientas-, no paran de llenarnos el buzón de correo de estas y aquellas apps en su “última actualización” pero el mensaje definitivo o no cuaja o lo va haciendo muy lentamente… Conocida es en la red mi militancia, mi apostolado y mi apasionada defensa de las TIC en diferentes ámbitos, pero tras algunos años de extrema y absoluta extimidad, me he sorprendido encontrando  una vanidad digital que desconocía por completo.

Mi alter ego digital, mi azul avatar ha encontrado la horma de su zapato. Y lo ha hecho en un curso muy célebre en la red, un Curso de Tutores del INTEF, en donde ha tenido que completar dos auto-encuestas de valoración en las que ha terminado sonrojándose porque ha obtenido la máxima puntuación, sin falsas modestias… Cuatro sobre cuatro; en todas las respuestas, sí… Pero no lo repito orgulloso ahora ni tampoco me arrepiento; es lo que hay…  Si a esto añadimos que hemos participado en múltiples eventos educativos y digitales a lo largo de la piel de toro y hemos escuchado a muchos de los gurús, expertos y especialistas sobre Educación, Tecnología y Pedagogía y hemos acrecentado nuestras dudas, pues… ¡bendita ignorancia!

No queremos abusar de la paciencia de nuestros lectores y no queremos hoy haceros invertir mucho de vuestro escaso tiempo. Sería una arrogancia por mi parte intentar hacer un ejercicio de síntesis de los diferentes eventos, jornadas celebradas  estos meses entre vanidad de vanidades, y por esto precisamente queremos recomendar la lectura del último artículo publicado en nuestro blog, de nuestro compañero Iker Olabarria: Intelijencia, Inteligenzia, Inteligencia. Igualmente, en un ejercicio casi homeopático, extraeremos las principales minidosis necesarias para nuestro crecimiento en Educación Digital. Palabra, imagen y sonido en cápsulas, en grageas, en pildoritas de abrir y tomar.

La palabra

  • Jordi Adell en SIMO: “La Tecnología es una luz cegadora que aporta mucha claridad pero que nos impide ver la realidad”.
  • Fernando Savater en EIE: “Si la buena educación es cara, probemos con la ignorancia”.
  • Alberto J. Cañas en EIE: “Un mal docente con tecnología se hace peor, amplifica su maldad”.
  • Rafael Bisquerra en EIE: “La Educación Emocional se puede servir de las Tecnologías, pero se necesita una relación interpersonal”.
  • Evaristo González en III BB.PP.: “Muros de ladrillo frente a muros de cristal”; enseñanza pública frente a concertada; “todos somos Educación”.

La imagen

577721_10200543543102514_2039628074_n¡Gracias, Manuel P Báñez @ManuElpielRoja, por tu generosidad!

La banda sonora

 Rafael Bisquerra y Esther García, Educación Emocional en el EIE 2013

Y después de todo este tiempo y de comprobar cómo van las cosas, el mensaje final no puede ser otro que una adaptación ex profeso de uno de los textos que se pueden leer en el pronaos del templo de Apolo en el santuario de Delfos: Conócete digitalmente a ti mismo.

Marcos Cadenato


Tareas primer trimestre


Se cierra este primer trimestre y estas son las tareas que habéis de cumplir:

PORTAFOLIO DIGITAL:



También se ha de completar la AUTOEVALUACIÓN que se debe publicar en la página inicial de Lengua y Literatura. Esta autoevaluación estará disponible en la barra lateral durante todo el curso y se actualizará para cada evaluación. Es una tarea obligatoria.
Quienes hayan leído libros voluntarios pueden publicar también sus reseñas en el apartado de Lecturas de su portafolio. 


Sesquidécada: noviembre 1998

Elias Canetti protagoniza esta sesquidécada con una de sus recopilaciones de aforismos más conocida: El suplicio de las moscas.
Elias Canetti representa por sí mismo la Europa de las migraciones, tanto por su biografía personal como por la de su familia, de origen sefardí. Recomiendo vivamente la lectura de La lengua absuelta, el primer volumen de sus memorias, en el que cuenta su infancia y adolescencia marcadas por el aprendizaje de los idiomas que escuchaba a su alrededor; constituye sin duda un alegato multicultural que debería sonrojar a los nacionalistas de cualquier signo y en general a los obsesionados con el monolingüismo. En el terreno de la ficción, animo también a leer Auto de fe, una novela intensa sobre la pasión por los libros.
Dejo aquí algunos de los aforismos recogidos en El suplicio de las moscas:
  • Confiaba en vivir mucho tiempo sin que Dios se diera cuenta.
  • Nombrar es el mayor y más serio consuelo del hombre.
  • En cada frase añade al menos una palabra extranjera de un idioma que no conoce, ni tampoco los presentes, y todos asienten como si estuvieran al tanto.
  • La historia puede escribirse como si las cosas siempre hubieran sido como en nuestra época. Pero entonces, ¿para qué escribirla?
  • A Dios se le trabó la lengua al crear al hombre.
  • El mito es una historia cuya frescura aumenta con la repetición.
  • Siempre ocurre lo que él desea, pero cuatro o cinco años más tarde, cuando hace tiempo que desea otra cosa.
  • Se esfuerza por saber cada vez menos, y para eso tiene que aprender un montón.
  • Escritor es alguien que inventa personajes que nadie le cree y, sin embargo, nadie olvida.
  • Hay cierta tristeza en las palabras desnudas, pero yo no soy sastre, y antes que probarles un traje prefiero seguir triste.
  • Algunas palabras tienen tantos sentidos que vale la pena haber vivido sólo para conocerlas.
  • No olvides que para algunos eres tan tonto como pueda serlo para ti el más tonto de todos.
  • En la expectación con que te colma cada nuevo conocido sigues siendo un niño. En la decepción que le sigue no tardas en convertirte en un viejo amargado.
  • Queda muy poco de lo que soñamos de jóvenes. ¡Pero el peso de ese poco!

Lectores competentes

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

 

Bajo el título “Irakurtzeko gaitasuna. Irakurle konpetente lortzeko bideak” (“La competencia lectora. Caminos para conseguir un alumnado competente”), el Berritzegune Central organizó una Jornadas dedicadas a la lectura.

Por la mañana, estuvo Francisco Luna hablando sobre la comprensión lectora y  los resultados en las evaluaciones internacionales.

A continuación, el público se deleitó con la exposición de Daniel Cassany que llevaba por título “Nuevas perspectivas de la lectura: lectura digital y crítica”

Por la tarde, se pudieron escuchar diferentes propuestas de lectura en el aula.

Fuente de la imagen
Fuente de la imagen

UN ESPACIO PARA  LA REFLEXIÓN

Como asesora y profesora detecto, año tras año, las mismas preocupaciones del profesorado de mi Comunidad Autónoma y de los que encuentro en la Red y, una de ellas, es la comprensión lectora de nuestros aprendices.

Los profesores de 1º de la ESO se quejan de que, los alumnos que vienen de Primaria, no entienden los textos que aparecen en los libros de texto que, muchas veces, son la única fuente de información y aprendizaje que tiene nuestro alumnado. Y yo me pregunto, ¿estamos los profesores trabajando la lectura de un modo adecuado en el aula? Y cuando hablo de trabajar la lectura, no me estoy refiriendo a trabajarla, únicamente, en las materias de Lengua (Castellano, euskera, inglés …), sino en todas las áreas y materias de aprendizaje de nuestros chicos y chicas.

Para trabajar la lectura de un modo adecuado, habría que darles pautas para hacer una buena lectura, y que dichas pautas fueran consensuadas en el Centro educativo. Hay un antes, un durante  y un después de la lectura y todo hay que trabajarlo en el aula. No vale con el “leed este texto y extraed las ideas principales”, “leed este libro y haced una ficha” o, incluso, decir a los alumnos que subrayen en el libro de texto las ideas que yo profesora considero importantes.

Los alumnos tienen que reflexionar y ser partícipes del proceso lector e, incluso, interactuar y ayudarse entre ellos, ser críticos con la información, participar de lo que sienten, les gusta o no les gusta, de las palabras que no entienden y, entre todos ir aprendiendo a leer. No me refiero a leer “mi mama me mima”, sino a leer de verdad, y todo esto, hay que enseñarlo.

RECURSOS

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen


Intelijencia, inteligenzia, inteligencia…

Inteligencias múltiples. Educar (2)

Descargar (PDF, Mobi, EPub)

Versión en issuu

Cansado. Que quede entre nosotros pero me empiezo a encontrar cansado. Profundamente. Saber que gente como Iker Olabarria me tomará el relevo me alivia. Profundamente también.

Este año nos embarcamos en un  nuevo Máster en E. Secundaria. Los TFMs de los alumnos del curso pasado fueron excelentes, esperanzadores, honestos. Para muestra, baste este botón

Hay una generación de profes que derrocharán entusiasmo, ideas y dedicación si el sistema les da una oportunidad; educadores como Iker, que parte de la base de que en cada alumno hay un genio. 

Everybody is a genius. But if you judge a fish by its ability to climb a tree, it will live its whole life believing that it is stupid. Todos somos genios. Pero si juzgamos a un pez por su habilidad para trepar a un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es estúpido. 

Albert Einstein

prezi

Cuando Aster me pidió que colaborara en este blog me sentí francamente halagado. Es toda una responsabilidad, máxime cuando quien te hace la petición ha sido tu profesor en el Máster de Formación de Profesorado de Secundaria. Justo ahora se cumple un año del comienzo de aquellas clases en las que tanto Aster, como Carlos y Marcos, miembros de Tres Tizas, comenzaron a llenarnos la cabeza de pájaros con todo esto de las TICs, la innovación en las clases, y un montón de herramientas y recursos a nuestra disposición como futuros docentes. Después de un año, todo aquello ha dejado poso, al menos en mí, y me gustaría que esta entrada en el blog sirviera como agradecimiento a ellos y al resto de profesores de la especialidad de Lengua.

De hecho, fue Ibon Estrada, profesor de Lengua con una dilatada y prolífica trayectoria como docente, quien me animó a investigar en el entorno de las inteligencias múltiples y su incorporación a la asignatura de Lengua. El resultado fue el Trabajo Fin de Máster que comparto con todos vosotros y que espero que sea de vuestro interés y ayuda. Uno de los grandes problemas con que me encontré a la hora de investigar fue la enorme cantidad de bibliografía existente, lo cual me dejó poco margen para hacer una investigación más a fondo en ninguna de las líneas planteadas, ya que todos esos caminos estaban recorridos y explorados. Howard Gardner esbozó su Teoría de las Inteligencias Múltiples a principios de los 90, y desde entonces, psicólogos, expertos e investigadores, además de él mismo, han continuado desarrollándola y completándola. Incluso existen centros como el Colegio Montserrat en Barcelona, que llevan años educando teniendo en cuenta las diferentes inteligencias que los alumnos y alumnas poseen. ¿Qué más podía ofrecer yo? Decidí virar el timón y reflexionar sobre las inteligencias múltiples y su presencia o ausencia en nuestras aulas y en cómo éstas se relacionan estrechamente con el talento del alumnado.

Talento que, a mi juicio, puede ser innato o se puede adquirir con el estudio y la práctica. Saber detectar ese talento y saber cómo gestionarlo debería ser nuestra responsabilidad como profesores, más aún ante la coyuntura actual en la que la LOMCE pretende segregar y orientar a los alumnos hacia aquellas asignaturas que les son más afines, delimitando su porvenir y dirigiendo a los alumnos hacia un camino profesional en el que puedan ser más útiles, atendiendo a las inteligencias, habilidades, capacidades o talentos innatos que poseen y despreciando su voluntad, el espíritu de sacrificio u otros valores como la dedicación, la constancia y el trabajo continuado. Un arma de doble filo que puede suponer un mazazo para aquellos alumnos con expectativas y cuya vocación difiere del talento que poseen, o alumnos con dificultades en el aprendizaje o con un proceso evolutivo diferente al de la media. La educación debe ser trabajo, esfuerzo, sacrificio, y por supuesto debe tener vocación universal. El talento viene dado, pero también hay que trabajarlo y encauzarlo. Por eso se antojan tan importantes las inteligencias múltiples, y por eso soy un acérrimo defensor de ellas y de su implementación en la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, asignatura que nos permite ir más allá y donde se pueden desarrollar el resto de las inteligencias además de la lingüística. Por ejemplo, en mi breve aunque intensa experiencia como docente, me he encontrado con alumnos y alumnas con grandes talentos, que desconocen que los poseen. Muchos acuden al aula de apoyo escolar y vienen con un autoconcepto equivocado: “Yo no valgo”, “Esto no se me da bien”, “Nunca llegaré a nada” son frases que resuenan en sus conciencias y cuyo eco martillea mi ego de profesor. No puedo y no debo dejar que mis alumnos crean eso. Puede que no encajen en un sistema educativo en el que siguen prevaleciendo las matemáticas o las lenguas, enseñadas como se hacía hace 20 o 30 años, a golpe de libro, tirando de teoría y de memorística. Me niego a aceptar que no valen, y a que ellos y ellas mismas lo hagan. En mis clases, trato de que por medio de otras inteligencias, puedan llegar al conocimiento de lo que se les exige, y hasta el momento puedo decir que funciona. Claro está que la implementación de las inteligencias múltiples en el aula lleva tiempo y dedicación, y exige hablar mucho y empatizar con el alumno o alumna, y eso hoy día no es tarea fácil. En primer lugar, porque combatir la inercia perenne de un sector del profesorado resulta francamente complicado. Se necesita educar a quienes educan en éstas y otras metodologías, y se necesita responsabilidad y compromiso por parte del profesorado, que debe perder el miedo y la resistencia al cambio. La formación continua, los cursos de capacitación profesional y todo tipo de aprendizajes encaminados a mejorar la profesión han de ser tenidos en cuenta y vistos como una oportunidad de mejora. Como profesores, debemos arrinconar esos miedos al cambio dejando a un lado las reticencias y el anquilosamiento en el que se encuentra el sector educativo.

La docencia ha sido desde hace años una profesión estigmatizada y maltratada. Sin embargo, desde mi punto de vista es una de las profesiones más vocacionales, más bellas y útiles del mundo. Quizá como profesores adolecemos de falta de imaginación, creatividad y motivación. Seguimos sumidos en una inercia profesional de la que sería conveniente escapar. Quién sabe si a causa de la crisis económica y sus recortes, o por la implantación de la LOMCE, muchos docentes no se estarán replanteando su manera de dar clase, si no se estarán removiendo muchas conciencias, si no estará calando un mensaje más profundo, una llamada a hacer las cosas desde otra perspectiva. Quizá en este contexto, más que nunca, es necesario apostar por la innovación en las aulas, y una manera de tantas que existen podría ser apostar por una educación basada en las inteligencias múltiples y en la búsqueda y gestión del talento del alumnado.

Iker Olabarria


Sin más (ni más) y otras “aulofonías”

Me quieres gordi

Imagen base

Sí, vacíabolsillos también está bien. Y perroflauta. Y gordi… Pero, el mayor hallazgo lingüístico de estos últimos años ha sido sin más. 

Empezó tímidamente pero, sin más ni más, el latiguillo ha ido ganando adeptos y hoy resulta difícil encontrar un hablante que no lo utilice. Podéis incluso tropezar con una hipoteca que se ha aprovechado de este filón para andar de boca de en boca; los publicistas no van a la cama a dormir.

Pero abordemos sin más dilación, sin más preámbulo el término que nos ocupa:

  • Resulta interesante su funcionalidad: nos permite zanjar una conversación en la que no nos interesa abundar o ni siquiera entrar y, sobre todo, demostrar el glamouroso desinterés de quien está de vuelta de casi todo o es difícilmente impresionable. Una muletilla cool perfecta para los adolescentes. Escuchad a vuestros alumnos o consultad la frikipedia. Es una de sus frases preferidas junto con ¡Te relajas!, ¡Eres un pro! ¿Cómo te quedas?, ¡Ai mai…! ¿Qué me estás contando…? o ¡Te reviento…! Toda una aulofonía.
  • Sobre su origen, abrigo una hipótesis -si Menéndez Pidal levantara la cabeza…- un tanto peregrina: dado que no está recogida por la RAE, habría que buscar la influencia de otra lengua tangente. En euskera existe una expresión -beste barik o besterik gabe- que se utiliza con un valor semántico muy similar y en contextos muy parecidos; tropezamos con ejemplos en todos los registros:
    • Besterik gabeko tipo batekin maitemindu nintzen (Me enamoré de un tío del montón). 
    • Lourdes Oñederra, hablando del eje temático de su última obra, Intemperies, afirma: Eguneroko bizitzak du pisua, besterik gabeko horrek (todo el peso está en la vida diaria, en ese sin más (rutina, cotidianeidad, falta de sorpresa). 

No me deis, sin embargo, demasiado crédito: la ignorancia es atrevida. Es muy posible que el proceso se haya desarrollado en sentido inverso.

  • Creo que es, sobre todo, digna hija de su tiempo. Estamos viviendo una época mediocre que nos produce una apatía colectiva, una época sin más. La ilusión -Madrid 2020- pasa por horas muy bajas y el lenguaje lo refleja rigurosamente. Por otro lado ya no nos sorprende nada en ningún ámbito; nada ni nadie nos cautiva, nos seduce.  No esperamos gran cosa; hacerlo -y más verbalizarlo- nos volvería más vulnerables, más frágiles. ¡Qué lejos está de aquel ¡venga! de los 90 con que respondíamos a un gracias o a un hasta luego.

preikestolen

Imagen base

Sin más es un escudo excelente, un refugio ante la incertidumbre; un síntoma de precariedad emocional que nos deberíamos hacer mirar.

Desencanto no; lo siguiente.

Aster Navas