Leer es cosa seria

He tenido ocasión de participar en las IV Jornadas de Fomento de la Lectura en Zamora y allí he contado mi visión pragmática de la lectura en el aula, ilustrada con vídeos de actividades concretas de mi alumnado, entre las que destacaban unas recientes confesiones sobre el acto de leer. Creo que la presentación que acompaña esta nota es bastante sintética al respecto, pero aun así trataré de resumir en pocos puntos algunas ideas clave que quedaban fuera de ella:
  • No hay que confundir lectura con literatura
  • Leer por obligación no es leer, pero, sin intervención docente, el hábito lector se extingue
  • Leer es comprender y aprender, pero también debe conducir al disfrute
  • La lectura en el aula es fundamental para crear lectores competentes
  • Sin hábito lector difícilmente se puede progresar en ninguna materia
  • Hay que plantear en las aulas estrategias de lectura activas
  • La vinculación de la lectura con proyectos de aprendizaje la hacen más efectiva
  • Enseñar a leer y fomentar su hábito no es tarea exclusiva de los docentes de lengua
  • Los planes lectores de centro deberían ser algo más que un requisito legal
  • Es preciso estar formado y actualizado en prácticas de animación lectora
  • Para enseñar a leer es conveniente predicar con el ejemplo
Si de mí dependiese, en el desarrollo de la lectura en el aula prohibiría y castigaría cualquier manifestación del tipo "cuando yo era joven..." o "es que los jóvenes de ahora..." Creo que muchos docentes han leído poco y mal, igual que ocurre hoy día entre el alumnado, y que escudarse en una arcadia educativa inexistente es poco eficaz y menos profesional. Debería ser una obligación ética tomarnos en serio la formación de lectores competentes, pues no se trata de que sean devoradores eruditos de literatura el día de mañana, sino de que sean ciudadanos críticos y autónomos. Resulta doloroso ver que en el tránsito de Primaria a Secundaria perdemos una buena cantidad de ávidos lectores simplemente porque los condenamos a lecturas aburridas, solemnes, mal orientadas, desasistidas... Bastaría con que en cada asignatura se dedicase una hora semanal a lectura comprensiva (con actividades contextualizadas, nada de preguntas del libro) para paliar el fracaso que evidencian las pruebas internacionales. 
No insistiré más en ello, de momento. Solo añadiré que en el viaje de vuelta tuve la suerte de encontrarme con Jordi Sierra i Fabra, a quien en una ocasión llamé "rey Midas de la literatura juvenil", y pudimos charlar brevemente sobre lectura y jóvenes. Me mostró sus apuntes para el nuevo libro y me dijo que no pensaba dejar de escribir, pues siempre hay temas que resultan interesantes para los jóvenes. En efecto, siempre hay algo interesante que leer y esa es parte fundamental de nuestra labor, encontrarlo y conseguir que ellos también lo conozcan y lo sepan buscar.

Conversaciones en Conversalibros y Conversacines

Crédito de la imagen

Mi realidad familiar, invadida por celulosa, presidida por baños, tomas y demás cuestiones sometidas a una rutina horaria inviolable me impide mantener un programa de radio semanal como venía haciendo en la radio comunitaria sevillana Radiópolis. Esto hace que me refugie en el podcast. Hace unos meses me ofrecieron dirigir el Educ@conTIC Podcast, algo que llenó ese hueco y compensó la carencia de producción hertziana.

El podcast de Educ@conTIC ha llegado a la cincuenta edición, en esta última entrevistamos a Manel Rives sobre apps. Te la recomiendo.

Ir a descargar

La próxima entrega será un especial de estos cincuenta episodios en cincuenta minutos.

El podcast te permite trabajar desde casa, pero te impide disfrutar la frescura del directo, la emoción de sentirte en el aire.

Chus de León, compañero y amigo de Radiópolis, sabía de mi necesidad de hacer radio. Él dirige el programa Conversacines con el objetivo de crear un debate distendido, conversación sobre cine. La dinámica consiste en proponer a la audiencia una película y a la semana siguiente se realiza el debate. No hace falta ser un cinéfilo, ni un entendido, solo se necesita haber visto la película y conversar sobre ella. Por el estudio, los martes a las 22:00 h., pasan semana a semana varias personas a hablar sobre cine. Únicamente se mantienen constantes Chus (director-presentador) y César Bardés, cinéfilo y crítico cuyo blog que te recomiendo. El blog del programa y el twitter también son dos lugares donde los conversacineros intercambiamos pareceres.

Tras una reunión de radio, Chus me propuso realizar un programa nuevo Conversalibros, es decir, la misma dinámica pero con libros. Sería los últimos martes de cada mes y en el programa trataríamos un libro que hubiese sido llevado a la pantalla. De cabeza dije sí. El mes pasado empezamos con “A sangre fría”

Ir a descargar

Ayer le tocó el turno a “El resplandor” nuevamente hablamos del libro y película:

Ir a descargar

 

El próximo mes toca “La isla del tesoro”. Te invito a que te sumes al debate en la red (por qué no tu alumnado) y compartas durante este mes de mayo la lectura de este clásico de Stevenson, tenemos un hashtag #CVLisla y dos cuentas de twitter @conversalibros y @conversacines.

Todo sea por leer, ver cine, conversar, debatir y compartir.

Gorka Fernández


Avanzamos un paso más

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

El 21 de Abril volvía a reencontrarme con las profesoras y los profesores del IES Río Trubia dentro de su formación para el Contrato Programa. En esta segunda sesión,  avanzamos un paso más. Éste es el camino que hicimos …

  • Recordamos algunos momentos de la sesión anterior

  • Reflexión sobre la Formación que recibimos

  • Pautas para desarrollar las competencias y las Inteligencias Múltiples en mi alumnado

  • ¿Qué es una tarea? Tipos de tareas

  •  Diferencias entre Actividad y Tarea

  • Actividad práctica: Análisis de tres secuencias didácticas

-¿Qué elementos tienen en común?

-¿Qué competencias se trabajan?

  • Evaluación: Ideas, orientaciones y recursos

Para terminar, repasamos un documento que me habían enviado sobre un proyecto que habían diseñado para hacer propuestas de mejora. La tarea final de este proyecto es hacer un blog y trabajar de manera interdisciplinar Ciencias Naturales y Ciencias Sociales.  Los alumnos se reunirán en grupos pequeños de tres personas, y harán un viaje de Oviedo a Kigali (Ruanda). La verdad es que prácticamente no hubo sugerencias que hacer, porque estos alumnos han aprendido mucho,  tienen muchas ideas, y muy bien ordenadas. Cuando el proyecto esté terminado, tendrás noticias de ello.

barra-separadora_naranja

Si estás interesado, puedes ver la presentación

 

 


Avanzamos un paso más

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

El 21 de Abril volvía a reencontrarme con las profesoras y los profesores del IES Río Trubia dentro de su formación para el Contrato Programa. En esta segunda sesión,  avanzamos un paso más. Éste es el camino que hicimos …

  • Recordamos algunos momentos de la sesión anterior

  • Reflexión sobre la Formación que recibimos

  • Pautas para desarrollar las competencias y las Inteligencias Múltiples en mi alumnado

  • ¿Qué es una tarea? Tipos de tareas

  •  Diferencias entre Actividad y Tarea

  • Actividad práctica: Análisis de tres secuencias didácticas

-¿Qué elementos tienen en común?

-¿Qué competencias se trabajan?

  • Evaluación: Ideas, orientaciones y recursos

Para terminar, repasamos un documento que me habían enviado sobre un proyecto que habían diseñado para hacer propuestas de mejora. La tarea final de este proyecto es hacer un blog y trabajar de manera interdisciplinar Ciencias Naturales y Ciencias Sociales.  Los alumnos se reunirán en grupos pequeños de tres personas, y harán un viaje de Oviedo a Kigali (Ruanda). La verdad es que prácticamente no hubo sugerencias que hacer, porque estos alumnos han aprendido mucho,  tienen muchas ideas, y muy bien ordenadas. Cuando el proyecto esté terminado, tendrás noticias de ello.

barra-separadora_naranja

Si estás interesado, puedes ver la presentación

 

 


Sesquidécada: abril 1999

El protagonista de esta sesquidécada es bien conocido: Ramón del Valle-Inclán. Más de una vez he declarado mi veneración por Luces de bohemia, la que considero su obra maestra. Sin embargo, la relectura de otras de sus obras me llevan a considerar a Valle como una de las figuras más destacadas de la literatura y cultura del siglo XX. Pienso en sus Comedias bárbaras, en las Sonatas, en las novelas del Ruedo ibérico, en el Tirano Banderas... tan distintas unas de otras, tan magistrales todas ellas y creo que tardaremos bastante en encontrar una figura de tamaña valía.

Recupero en esta ocasión una de sus obras menores, los esperpentos que configuran Martes de carnaval: Los cuernos de don Friolera, La hija del capitán y Las galas del difunto (por suerte, podemos ver incluso su versión televisiva). Aunque la unidad del conjunto reside en las referencias al estamento militar y al concepto del honor, creo que lo más valioso es su estilo y la agudeza de su visión crítica. Parece que detrás de cada palabra haya una carga de profundidad hacia una sociedad entumecida y anclada en lo más rancio y trasnochado. 
Quisiera aprovechar también para rescatar una pequeña obrita que aparece en mi edición de Espasa titulada ¿Para cuándo son las reclamaciones diplomáticas? Es tan breve que se puede leer en apenas unos minutos. ¿Lo probáis? 

Son solo unos minutitos...

Si la habéis leído os animo a compararla con alguna de las viñetas de Néstor Alonso, como esta que ilustra mi nota o con otras del mismo estilo. ¿Tanto se diferencian estos tipos grises de los de Valle?

Me hubiese gustado disponer de una máquina del tiempo para ver la España de Valle y poder compararla con la nuestra. O quizá mejor traerme a Valle a esta España del siglo XXI que tan poco se ha distanciado de la suya en muchos aspectos. Como dice Curro en Los cuernos de don Friolera, "en general, la clase de oficiales es decente. El mal está en los altos espacios. ¡Allí no entienden si no es por miles de pesetas!".
Valle seguro que nos hubiese ilustrado bien sobre la marca España y el casticismo, aunque me da la impresión de que el esperpento se le quedaría corto en ocasiones.

Bellas librerías para el Día del Libro

LibreríaEl tinglado no falta a su cita con el libro en el día más señalado, cuando celebramos que Cervantes y Shakespeare siguen vivos, como también vive Gabriel García Márquez con todas sus historias maravillosas. Los escritores esperan en nuestras estanterías y en las librerías de nuestras calles y escuelas a que nos acordemos de sus hermosas palabras. Con las Nuevas Tecnologías, los libros también están en nuestros dispositivos, pero las librerías siguen en pie, y todas son bellas porque esconden tesoros auténticos. Aquí os mostramos algunas de las más hermosas librerías del mundo, que contienen muchos de los libros que nos habéis aconsejado en la lista de nuestros lectores. Y también vais a ver un emocionante vídeo sobre la última librería de un futuro no muy lejano que esperemos no llegue nunca.

Artículo completo - Por El Tinglado en Lengua-Literatura - 23.04.14

(Sobre) vivir en la Red

Allá por el año 2007 decidí «cartografiarme» un poco con la intención de poner orden en mi vida web. El resultado fue un mapa confuso, sin puntos de partida ni de llegada, sin rutas de navegación, sin sentido más allá de un simple «vivir en Internet». No había proyecto.

Pulse sobre la imagen para ampliarla.

Pulse sobre la imagen para ampliarla.

Había mantenido hasta aquel momento cuatro identidades diferentes, más de quince blogs —activos y puntuales, personales y de aula, generalistas y temáticos—, un sitio web, un par de plataformas Moodle y alguna Dokeos, perfiles en cuantos servicios web nacían. Una auténtica locura ingobernable, fruto del deseo de conocer y estar a la última más que de verdadera necesidad. Así no podía seguir. Necesitaba simplificar un poco —y a ello me he dedicado en este último año—, renunciar a cosas para seguir teniendo presencia. Sobrevivir. Creo que este proceso no me es exclusivo, pues muchos navegantes de los primeros tiempos han seguido un camino similar y han terminado por hacerse fuertes en unos pocos «lugares» —pienso en Cabanillas o en Larequi, por ejemplo— desde los que siguen impartiendo su magisterio.

A día de hoy, puedo afirmar con satisfacción que el «mapa de mí mismo» se ha reducido de manera clara. Vean y comparen.

Pulse sobre la imagen para ampliarla.

Pulse sobre la imagen para ampliarla.

En estos nuevos tiempos en que hay quien pretende unir enseñanza y productividad, no he podido resistir la tentación de representar mi presencia en Internet con una alegoría mercantil, una especie de entramado comercial orientado a «vender» mis humildes aportaciones. Aunque de un primer vistazo el panorama pueda seguir pareciendo complejo, no creo que sea muy diferente del que cualquier profesor que haga uso de la Red ofrecería: fábricas donde generar materiales online (Prezi o Slid.es, por ejemplo), almacenes privados en los que alojar documentos (Google Drive, OneDrive, Dropbox, Iussu, Scribd), tiendas en las que exponer los productos (los blogs) y ágoras en las que participar.

Seguramente, lo que pueda resultar más útil de esta entrada no sean los mapas en sí, sino las tendencias simplificadoras que han llevado de uno a otro, ya que el camino que he recorrido es posible que otros muchos lo estén recorriendo ahora mismo o se vean obligados a hacerlo en un futuro próximo. Intentaré sintetizar esas tendencias-consejos en una rápida enumeración:

  • Eliminar identidades múltiples y asumir lo publicado con el propio nombre, porque siempre hemos de responsabilizarnos de lo que lanzamos a la Red.
  • Centralizar los contenidos en unos pocos lugares —un blog, un sitio web, quizás— para simplificar así la tarea de actualización. En mi caso, por comodidad y un cierto orden mental, he decidido mantener cinco lugares, aunque es posible que una de ellas —Aula de Letras— acabe desapareciendo en un futuro próximo en favor de las «tiendas temáticas».
  • No acometer proyectos mastodónticos que exijan una dedicación constante (revistas digitales, plataformas Moodle, etcétera). Estas iniciativas debieran siempre realizarse en equipos de trabajo para no agotarse con el esfuerzo.
  • No abrir un blog por cada ocurrencia. Es mejor probar un tiempo en la «tienda de diario» antes de lanzarse ciegamente a una nueva bitácora temática.
  • No utilizar nuevos servicios web que no aporten algo sustancial a otros empleados con anterioridad. Esto es básico.
  • Evitar la vinculación del trabajo personal con el centro o puesto de trabajo que actualmente se ocupa. De esta manera, los materiales desarrollados siempre estarán bajo el control del autor y podrán ser reutilizados y convenientemente reciclados en un futuro, aunque se haya cambiado de situación laboral. Por esta razón hace tiempo que abandoné las webs y Moodle del instituto y abrí una cuenta en Edmodo y blogs temáticos de algunas asignaturas. Esté donde esté, mis «productos» vienen conmigo y no me veo obligado a subirlos una y otra vez a distintos lugares.
  • Reflexionar y evaluar periódicamente la rentabilidad del «esfuerzo» realizado. Cerrar lugares o abandonar su uso, porque soldado que huye sirve para otra guerra, no nos engañemos.