Currículums literarios con "Do you buzz"



El pasado mes de diciembre acabé un CEFIRE o curso destinado a profesores denominado "La creatividad en una escuela plurilingüe", tutorizado por M. Carmen Romero Riera, compañera de la especialidad de Inglés en el IES Callosa d'en Sarrià.
Entre los objetivos de este curso, tenían preferencia difundir propuestas de actividades creativas y motivadoras; intercambiar ideas, materiales o recursos entre los participantes; y diseñar tareas innovadoras, inspiradas en las que ya se habían estudiado. La gran mayoría tenían un mayor aprovechamiento para las clases de idiomas, aunque también había un porcentaje significativo que se podían utilizar en las de lenguas maternas, con el concurso de las TIC.
Una de las más interesantes rescataba una herramienta digital para diseñar y difundir currículums vitae en la red, conocida por Do you buzz.  Permitía, entre otras posibilidades, establecer un objetivo claro para la escritura de textos digitales breves y discontinuos, en combinación con otros códigos audiovisuales. Después de trastear un poco con ella, recordé un proyecto que se difundió en los inicios de la popularización de Facebook y que trabajaba la vida y obra de los autores más representativos de los Siglos de Oro como si abrieran un perfil en esta famosa red social. Esto me llevó a diseñar la actividad final para este curso como si los autores de ese periodo y de la Edad Media quisieran elaborar sus propios currículums con los datos, méritos y hasta fragmentos de sus obras más granados con el fin de convencer al resto de los alumnos de una clase de 3º de ESO que merecen ser estudiados. Junto con la descripción del producto final, las fases que se deberían seguir y los materiales que serían necesarios, añadí una rúbrica que facilitase no tanto la calificación como la valoración objetiva de la misma para mejorarla o adaptarla a la situación específica de cursos sucesivos.

De la libreta de clase al pasaporte del portfolio



El cuaderno es una valiosa herramienta estratégica que facilita el aprendizaje del estudiante y su seguimiento por parte de la familia y del profesor, puesto que refleja no solo el trabajo diario y su progreso, sino también la gestión docente de la clase.
Sin embargo, la relevancia de esta herramienta plantea, a su vez, los retos de qué valorar en el cuaderno de clase y cómo lograr una aplicación exitosa en el aula. Para el primero, realicé un análisis de errores frecuentes en libretas de 1º y 3º de ESO, las reformulé en positivo para establecer una lista de cotejo -inspirado por Enseñar lengua, de Cassany- y lo compartí en este blog, hace unos años, bajo el título de "Carné por puntos para evaluar el cuaderno de clase". Tuvo cierta aceptación entre algunos compañeros y me sirvió durante varios cursos para valorar la libreta y enseñar las rutinas de trabajo necesarias entre mis alumnos de Secundaria, ya que, junto a los ítems redactados como descriptores o "estándares", se establecía una puntuación objetiva que se podía comparar -para mejorarla- de trimestre en trimestre.
Hace un par de años decidí revisar este documento, inspirado por el Portafolio Europeo de las Lenguas (PEL) y su versión electrónica (e-PEL). A pesar de que, tradicionalmente, se había utilizado para la enseñanza de idiomas y no para la de lenguas maternas, me atrajo su diseño tripartito, correspondiente al pasaporte, la biografía lingüística y el dossier. De esta manera, se podrían trabajar las rutinas de trabajo y la reflexión de la propia identidad en el pasaporte; la autoevaluación crítica de la competencia comunicativa en la biografía lingüística; y la recopilación sistemática, meditada, de evidencias en el dossier. Estas evidencias son de muy diversa naturaleza, pues comparten categoría tanto los apuntes como las tareas, actividades, proyectos, lecturas, esquemas, trabajos de investigación, cómics o textos de creación literaria que los estudiantes elaboren durante el curso. Los textos digitales, infografías, presentaciones en Power Point y demás evidencias que superan los límites físicos del papel se gestionarían a través de una versión electrónica en Google Sites, a la que se accede por el código QR del pasaporte, y que todavía continúa en construcción.
Por último, con el fin de garantizar su implantación eficaz en las aulas, el segundo reto, he adjuntado el documento que utilizaría en las primeras sesiones del curso, puesto que muestra con detalle cómo llevarlo a cabo, tanto para las evidencias en papel como en las digitales, con la esperanza de que sea de provecho o sirva de inspiración en algunos compañeros para que dejen de pedir libretas y se atrevan a construir portafolios en colaboración con sus estudiantes.





Modelo de pasaporte para el portafolio:




Para más información, se puede consultar el tablero de Pinterest Port(a)folios:

Sigue el tablero Ortografía de Héctor en Pinterest.

Ideas y recursos para Enseñar y Aprender mejor

Comenzando a dar los primeros pasos con Flipped Classroom

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

Ayer, 23 de enero, estuve con profesores del Colegio Gaztelueta en una sesión de formación sobre “la clase al revés” o Flipped Classroom. Fueron unos primeros pasos para conocer las diferencias entre una clase tradicional y una “clase al revés”.

El alumnado en casa, a través de Internet, escucha y ve un vídeo, mira y completa una infografía, escucha un podcast, lee un texto … respondiendo on-line a unas preguntas realizadas por el profesor, planteando cuestiones o aspectos que no entiende…

En el aula se resolverán dudas, se ampliará la información siempre con una interacción constante donde los aprendices  hagan “actividades con sentido” y   tareas  dirigidas a la investigación, opinión, argumentación…

El alumnado “aprende haciendo”…, utilizando diferentes dinámicas de trabajo cooperativo”, planificando, resolviendo, y reflexionando sobre su aprendizaje.

Terminamos viendo  experiencias de aula y  algunas ideas, sugerencias, y recursos para empezar a andar.

Al terminar, les propuse avanzar en la formación con las siguientes propuestas que ellos aceptaron.

  • Formularios Google

  • Aplicación Padlet

  • Diseño de una tarea Flipped Classroom


¡Nueve añitos ya!

velas

Crédito de la imagen

Ayer cumplimos 9 años desde que comenzáramos esta aventura compartida de la blogosfera allá por enero de 2008. Parece que fue ayer y, sin embargo, durante todo este tiempo hemos crecido como blogueros, como profesores y como personas… Nuestras vidas han cambiado -y mucho- por los diferentes avatares de la vida personal y profesional, pero el blog -siempre activo- ha estado acompañándonos todo este tiempo…

Ya es un clásico en la red y más en nuestra pequeña historia bloguera la eterna discusión sobre “la muerte de los blogs“, pero seguimos apostando por ellos, seguimos utilizándolos en clase y seguimos pensando que son una herramienta muy valiosa para conseguir cambiar la Educación y la manera de entender nuestra profesión en estos tiempos que corren…

Escribíamos el año pasado: “Durante este periodo nos hemos hecho más viejos –sino más sabios- y, por eso, en tiempos de tribulación, apostamos más que nunca por los blogs y por la que ha pasado a denominarse, en su más amplia acepción, Educación Digital. Más que nunca nuestra apuesta por la Tecnología, por la Didáctica, por las modernas Metodologías y por una Educación Emocional plena no admite incertidumbres ni ambages de ningún tipo.” En 2017 lo seguimos defendiendo y, probablemente, el año que viene lo tengamos que volver a recordar…

Estamos muy agradecidos a cuantos nos habéis acompañado todos estos años a lo largo de este viaje tan productivo, tan creativo y tan colaborativo. Sigue siendo un placer cruzar las aguas turbulentas de la red con todos vosotros y vosotras y estamos muy orgullosos de seguir asomándonos todas las semanas a esta ventana de sosiego, libertad y reflexión educativa. La década prodigiosa nos espera…

¡MUCHAS FELICIDADES, TRES TIZAS, Y MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS QUE HABÉIS HECHO POSIBLE ESTOS NUEVE AÑOS DE COLABORACIÓN, ENTUSIASMO Y TRABAJO!

Marcos Cadenato