Connor no tiene quien le escriba

Soy (a veces) un impostor. Vamos a dejarlo así: mentiroso o embaucador son demasiado connotativas. Impostura es, sin duda, el término más acertado para describir el punto de partida de estas dos propuestas didácticas.

Aquí un servidor suplanta a Connor O´Malley, el protagonista de Un monstruo viene a verme y a una joven descolocada por una insólita declaración de amor.

Clicando sobre cada webquest podéis  ver los motivos, más que justificados, para este embuste. Me he hecho pasar también (os iré contando) por director de hotel y gerente de un polideportivo.

Me lo voy a tener que hacer mirar… En fin.

 

 

 

 

 

 

*zalantza (eusk.): duda

Un último esfuerzo, compañer@s; ya se ve la playa detrás de la PDI.

Aster Navas

@irakasle


Entre el séptimo y el octavo arte



Esta semana pasada, la Academia de Cine ha organizado la jornada ‘Cine y Educación’ con el objetivo de analizar y debatir sobre la necesidad de integrar el cine en el sistema educativo español, como objeto de estudio, recurso didáctico y medio de expresión. En esa jornada, en la que participó nuestra amiga y compañera Mercedes Ruiz, entre otros profesionales de ambos campos, se evidenció por un lado el interés de muchos docentes por fomentar la educación audiovisual en el aula, pero también las carencias y dificultades a la hora de ponerlo en práctica. 
Como docente he comprobado que el alumnado desconoce el buen cine. Precisamente, el curso pasado estuvimos trabajando el cine mudo y comprobé que muy pocos conocían a figuras como Buster Keaton o Harold Lloyd. Dedicar tiempo a ellos en el aula supuso una experiencia distinta y muy productiva que les abrió nuevos horizontes de creatividad. Este año he vuelto a recuperar fragmentos cómicos y resulta igual de terapéutico y educativo.
Al igual que ocurre con la literatura, para acercarse a los grandes del género cinematográfico se necesita formación y sensibilización. Para la lectura desarrollamos planes con los que intentamos que nuestros alumnos evolucionen desde la literatura juvenil hasta los clásicos, fomentando la autonomía, el espíritu crítico y el placer estético. Sin embargo, la introducción del cine en las aulas es, por lo general, algo anecdótico, discontinuo, lúdico y destinado a menudo a rellenar tiempos vacíos. No suele haber en los centros un plan audiovisual, una filmoteca, una dedicación horaria en las asignaturas para la educación mediática ni para el estudio del cine como expresión artística. 
Aprovechando que los profesionales del cine y la educación han entrado en una mágica conjunción estos días, os animo a que realicéis vuestras propuestas para un posible pacto Cine-Educación a través del formulario que se enlaza en esta página: 

También os recomiendo que descarguéis la revista de la Academia de Cine con el monográfico Cine y Educación:

Y, por último, os invito a que llevéis el cine a las aulas, educando y disfrutando con él a la vez, apreciando al máximo el valor del Séptimo Arte y soñando con que, quizá algún día, la sociedad apreciará el acto de "Educar" como el Octavo Arte.

Enlaces de interés:



Avanzamos en nuestro Proyecto

espantin

Fuente de la imagen

Tuve el privilegio de visitar el Centro de Infantil y Primaria CRA de Lena en Campomanes (Asturias) para asesorar y avanzar en el Proyecto “El huerto de Espantín” que están elaborando dentro de los llamados Contrato-Programa del Principado. Dos profesores del Centro, Clara y Alejandro,  habían recibido una formación de tres sesiones de trabajo con Fernando Trujillo  y, después, se lo habían explicado a sus compañeros. A partir de esta formación en cascada, el profesorado había empezado a dar los primeros pasos a partir de un canvas (organizador gráfico) y una línea del tiempo donde fueron haciendo una lluvia de ideas que, posteriormente, tuvimos que ir ordenando para facilitar, simplificar y organizar su trabajo.

Comenzamos la sesión con una reflexión sobre si la formación que habían recibido les había servido para cambiar su aula, y fui detectando las dificultades que se habían encontrado al empezar a diseñar este proyecto ya que solo dos profesores acudieron a la formación de Fernando Trujillo. A la vez, di orientaciones para mejorar, clarificar, distribuir tareas  y avanzar. Expliqué la diferencia entre actividad y tarea, y analizamos varias secuencias didácticas para que vieran los elementos comunes que había en ellas.

Además, toqué la “Evaluación” dando herramientas para la autoevaluación, coevaluación y evaluación docente.

Al finalizar la sesión, decidimos entre todos  que el profesorado del Centro se reunirá para distribuir las tareas que el alumnado hará en Infantil y en Primaria. Posteriormente, cada grupo o persona diseñará la secuencia didáctica de la tarea que le ha correspondido. Para terminar, se volverán a reunir todas las profesoras y profesores para ver el proyecto en su globalidad, conocer el trabajo de las personas o grupos, y hacer aportaciones para mejorar el proyecto.

A continuación, podéis ver la presentación que utilicé en esta formación.


“El ABP y el desarrollo competencial del alumnado”

 

Click to view slideshow.

Recordando el bombardeo de Gernika en su 80 aniversario. Algunas recreaciones del “Guernica” de Pablo Picasso por alumnos de 1º de la ESO. Investigación histórica, denuncia social y arte se dan la mano.


El pasado 26 de abril, invitada por el IES Rosario de Acuña de Gijón, compartí con 16 docentes del claustro la formación sobre ABP y el desarrollo competencial del alumnado. Este grupo de profesoras y profesoras, la mayoría del ámbito científico y tecnológico, el curso pasado recibió formación sobre competencias, Flipped Classroom, y dinámicas de trabajo cooperativo.

Este curso siguen formándose para mejorar la manera de enseñar, de aprender y de evaluar en el aula. Tienen ilusión y  ganas de apostar por un cambio, aunque algunos ya están próximos a la jubilación.

Fueron dos horas intensas y gratificantes para mí.

Al final de la sesión, les comenté que me había dado pena poner ejemplos de tareas del ámbito socio-lingüístico cuando ellos, a excepción de una persona, pertenecían al ámbito científico-tecnológico. Me quedé felizmente sorprendida con la respuesta de algunos que dijeron que, la mayoría de lo que habían escuchado, lo podían contextualizar en su materia. Pienso que dice mucho de ellos y de su gran profesionalidad.

A continuación, podéis acceder a la presentación que utilicé.


11 ideas para Enseñar y Aprender mejor

cambiar el aula

recursos on-line

Recursos para trabajar en el aula