Formación personalizada: adaptación al ritmo de aprendizaje.

mismo-ritmo

Ritmo de aprendizaje. Fotografía by Á. Fidalgo.

Diseñamos nuestro plan formativo para que nuestro alumnado realice el aprendizaje siguiendo un plan determinado: tenemos un horario concreto para las lecciones magistrales, se suministran recursos para que sean “estudiados” antes de la siguiente clase, se realizan y proponen actividades que hay que realizar en fechas concretas y todo ello marcado por una fecha clave: el día del examen.

Todo el plan formativo se apoya en un supuesto, nuestro alumnado realiza los procesos de aprendizaje al mismo ritmo. Sin embargo, todo profesorado sabemos que esto no es así. Podríamos decir que nuestro alumnado está agrupado en tribus:

  • La tribu temeraria. Sus componentes son los que lo dejan todo para dos días antes del examen (todos lo hemos hecho alguna vez). Aprovechan las 48 horas previas al examen para dedicarse al mismo en cuerpo y alma. Se suelen conjurar con algún tipo de amuleto o ritual para tener un poquito de suerte (que entre lo que mejor lleva preparado).
  • La tribu optimizada. Son como ejecutivos, tienen todo el tiempo ocupado y lo dedican a la tarea más importante en ese momento. Depende de si hay una evaluación continua, si hay que entregar un trabajo, si van a preguntar en clase, … Son personas que trabajan, pero que están desbordad@s por las distintas actividades de aprendizaje que propone cada asignatura.
  • La tribu planificada. Llevan al día algunas asignaturas. Realmente con la proliferación de actividades, trabajos y estudio necesario en cada asignatura es bastante complicado poder llevar todas. Sin embargo, estas personas dedican una porción de su tiempo a cada asignatura, no suelen tener tiempo libre y renuncian a muchas actividades propias de su edad.
  • La tribu motivada. No suele pasar con todas las asignaturas, pero si hay alguna que les gusta y motiva, son como pequeños agujeros negros, absorben todo lo que el profesor sea capaz de suministrarles, y normalmente piden más.
  • La tribu perdida. Al igual que la tribu anterior, suele ocurrir con algunas asignaturas. Están totalmente perdidos. Si se han incorporado tarde al curso (es muy habitual en los primeros cursos universitarios que haya alumnos que llegan un mes después de comenzar el curso, debido a incongruencias administrativas), no han podido dedicar un tiempo para realizar ciertas actividades, o algo más sencillo, no entienden la explicación del profesor. En todos estos casos son incapaces de continuar con la asignatura.

 

Es más que evidente que no todos los alumnos pueden seguir el mismo ritmo de aprendizaje, ni que puedan seguir el ritmo impuesto por cada profesorado de las distintas asignaturas.

En este caso la personalización nos ayuda considerablemente. Hay procesos de aprendizaje personalizado, que lo que hacen es adaptar los recursos y actividades al ritmo de aprendizaje del alumno.

En formación presencial, exceptuando las clases presenciales, se puede personalizar al ritmo del alumno cualquier tipo de actividad de aprendizaje, y en formación on-line se pueden adaptar todas.

La adaptación del aprendizaje al ritmo del alumnado, no significa que se pueda ver un video (por ejemplo) en cualquier momento y lugar. Significa que los recursos (y actividades) de aprendizaje se facilitan de forma progresiva y en el momento que se considere que tenga el aprendizaje necesario para abordar ese nuevo recurso o realizar una nueva actividad.

Para saber + de adaptatividad al ritmo de aprendizaje puede ver este breve video (perteneciente al MOOC sobre aprendizaje personalizado).